Los niños adoran a Amfi, la mascota del camping Amfora

Disponibilidad y Reservas

Vacaciones en familia con Amfi, la mascota del camping

En la Costa Brava vive un singular y encantador dragón…

Nuestra mascota AMFI le da la más cordial bienvenida a nuestro camping en la Costa Brava. Viva inolvidables momentos en su compañía y junto a los más pequeños del hogar. 

Pero antes que nada, permítanos presentarle a nuestra mascota. 

Había una vez un bebé dragón que se llamaba Amfi y que habitaba en el planeta Amforaturno. Un día, al verse mayor, decidió dejar su planeta natal para instalarse en nuestra querida Tierra. Empujado por un fuerte viento de tramontana, Amfi llegó un cálido y soleado día al Camping Amfora. 

Después de este largo viaje, Amfi llegó un poco cansado. Sus compañeros del Amfora decidieron ayudarle a recuperarse con los mejores mimos y cuidos. Así, hoy día, Amfi se encuentra totalmente recuperado y se esmera en hacerle pasar unas inolvidables vacaciones familiares. 

¡No espere más y que empiece la diversión!

... ¡y tiene un nuevo amigo!

Durante las vacaciones de invierno, Amfi suele viajar a través el planeta entero. Así, ha descubierto muchísimas nuevas culturas y prácticas: en Tailandia, aprendió a comer (¡y apreciar!) a los insectos; en Tahití nadó con ballenas; en los Alpes ha esquiado; en Cuba aprendió a bailar salsa, etc. Pero lo que le más le ha marcado es su encuentro con el turbulento Puppy.

Fue durante una excursión en el desierto del Sahara, bajo un sofocante calor,  que Amfi, exhausto, deshidratado y sin agua, conoció a Puppy. ¡Que emoción!

Mientras paseaba en camello, Amfi vio una bola naranja extraña que rodó hasta él desde una duna distante. Al principio, Amfi pensó en una bola de fuego que caía del cielo. A pesar de su gran cansancio, saltó del camello y se puso a correr, totalmente asustado. Pero de repente, la bola de fuego se arrojó sobre él y lo hizo tropezar. Amfi se asustó tanto que se desmayó.

Un poco más tarde, una sensación refrescante y agradable le despertó: esta bola de fuego, en realidad era Puppy, ¡y le estaba lamiendo su nariz! El gracioso perrito le dio agua y Amfi se levantó, sintiéndose como nuevo. A continuación, Puppy le contó su historia: procede del planeta Puppiter, sintió la necesidad y el deseo de descubrir el mundo. ¡Pero un cálculo erróneo de la trayectoria de su pequeña nave espacial le hizo aterrizar en el medio del desierto!

Desde ese día, Amfi y Puppy se convirtieron en los mejores amigos del mundo. Permanecieron juntos para seguir viajando y descubrir el mundo. En la primavera, Amfi invitó a su nuevo amigo al camping Amfora para vivir nuevas aventuras y presentarle sus jóvenes amigos. ¡Y Puppy apreció tanto a los pequeños campistas del Amfora que decidió hacer la temporada todos los años con Amfi!